Asistencia especial

Asistencia especial

Pasajeros bajo tratamiento clinico

Los pasajeros que vayan a realizar un vuelo en helicóptero y que en esos momentos estén bajo tratamiento de cualquiera de las enfermedades que en el párrafo de más abajo se describen, con carácter orientativo y no limitativo, deberán notificarlo al personal de tierra de la compañía para su evaluación y, en su caso, adopción de medidas adicionales o recomendaciones oportunas. Las peculiaridades de este medio de transporte pueden hacerlo incompatible con algunos tipos de dolencias u obligar a tomar algunas medidas de precaución.

Además de dicha notificación, deberán aportar un certificado de autorización para viajar, emitido por su médico o facultativo en las oficinas de la compañía antes de proceder a la expedición del billete.

En el caso de no poder aportar dicho documento, y siempre que sea requerido por el personal encargado de la compañía, deberán cumplimentar y entregar firmado el pliego de descargo que se adjunta.

NOTA: La compañía siempre se reserva el derecho de admisión cuando crea que le pasajero no es apto para el vuelo.

A modo de recomendación y con carácter orientativo, no se recomienda el transporte aéreo en helicóptero en los siguientes casos clínicos:

  • Pasajeros afectados por enfermedades cardiovasculares graves, como insuficiencia cardiaca grave o casos de trombosis coronaria e infarto de miocardio. Los pasajeros con estas enfermedades no suelen aceptarse hasta el transcurso de seis semanas desde el infarto de miocardio.
  • Pasajeros que se hayan sometido a tratamientos que impliquen la insuflación de gas, como un neumotórax, o de aire en el sistema nervioso, como en el caso de ventriculografía, neumomediastino, neumoperitoneo, etc.
  • Pasajeros afectados por enfermedades mentales o trastornos nerviosos que requieran el uso de tranquilizantes fuertes, viajen sin acompañante y requieran la aplicación de medidas especiales o pasajeros con otitis media con oclusión de la trompa de Eustaquio.
  • Pasajeros que presenten enfermedades contagiosas o infecciosas graves.
  • Pasajeros afectados por enfermedades dermatológicos contagiosas severas.
  • Pasajeros que hayan padecido poliomielitis recientemente, a menos que haya transcurrido un mes desde el episodio. Pasajeros en cualquier fase de poliomielitis.
  • Pasajeros con tumores de gran tamaño en la cavidad torácica, hernia grave, oclusión intestinal, enfermedades que supongan una alta presión endocraneal o fractura de cráneo, así como pasajeros con fractura de mandíbula con ligamentos permanentes.
  • Pasajeros que se hayan sometido a intervenciones quirúrgicas recientes cuya herida no haya cicatrizado aún.
  • Embarazadas durante los siete días anteriores al parto y madres durante los siete días posteriores al parto.
  • Bebes prematuros o bebes con menos de siete días.

Ayuda al embarque

Remitirse a las condiciones de Personas con Movilidad Reducida. (PMR)

Viajar con un acompañante.

En el supuesto de que el pasajero, por su dolencia, necesite de un acompañante, éste se considerará acompañante de una persona con movilidad reducida (PMR) y se le deberá dar una posición de asiento lo más cerca posible al PMR que acompaña y, para poder llevar a efecto esta coordinación, deberá ser notificado este hecho al personal de tierra de la compañía lo antes posible.

  • Las siguientes categorías de pasajeros no se consideran apropiadas como acompañantes:

    • Niños (menores de 16)
    • Personas con discapacidad física o psíquica.
    • Personas demasiado débiles o frágiles.
  • Hay dos categorías de acompañantes: Acompañantes de seguridad y asistentes personales.

    • Acompañante de seguridad.

      Un acompañante de seguridad hace referencia a cualquier persona de al menos 16 años de edad, física y mentalmente capaz, que desee ayudar a un pasajero con movilidad reducida en caso de emergencia y siga instrucciones de seguridad en nombre del pasajero con movilidad reducida.

    • Asistente personal.

      El asistente personal es un acompañante de seguridad que viaja expresamente para acompañar al pasajero PMR y que además tiene conocimientos y capacidad para ayudar en caso necesario, está completamente familiarizada con la condición física del pasajero discapacitado y es capaz de atender las necesidades del pasajero durante el vuelo, y realizar tratamientos médicos si fuese necesario.

  • El acompañante de seguridad no es un asistente personal del pasajero con movilidad reducida. 
    La compañía podría requerir, si fuera necesario, la presencia de un acompañante de seguridad como condición al transporte si considera que el pasajero PMR lo necesita.

    Como casos, con carácter orientativo y no limitativo, en los que la compañía requerirá un asistente personal y no un acompañante de seguridad se encontraría los siguientes:

    • Cuando el pasajero PMR no pueda responder adecuadamente a las instrucciones de seguridad de vuelo debido a una discapacidad psíquica.
    • Cuando el pasajero PMR no pueda colaborar en su propia evacuación, debido a movilidad muy reducida.
    • Cuando el pasajero PMR no pueda comunicarse con el personal de vuelo, debido a problemas de vista o audición.
    • Cuando, para garantizar el cumplimiento del requisito de seguridad, se establece la necesidad de que haya un acompañante por cada pasajero perteneciente a las categorías especiales, con un máximo de 2 pasajeros con asistencia especial.

Pasajeros corpulentos

Por razones de espacio y limitaciones propias del helicóptero, las personas muy corpulentas o de grandes dimensiones deberán notificar su condición al personal de la compañía con la antelación suficiente, la cual deberá gestionar, si esto fuese posible, la mejor de las opciones para la comodidad de dicho pasajero y del resto del pasaje.

Si por esta circunstancia el pasajero en cuestión tuviera que contratar un asiento adicional, será informado antes de proceder al canje de la tarjeta de embarque, ofreciéndole los razonamientos oportunos. En cualquier caso, si el helicóptero no fuera completo y se pudiera acoplar, será dispensado del pago del asiento adicional.

Perro guía o de asistencia

Al realizar la compra de su billete, cualquier pasajero invidente que necesite viajar en compañía de un perro guía tendrá la obligación de comunicar a HÉLITY dicha necesidad.

HÉLITY, por motivos de seguridad, exige que el perro viaje con arnés y bozal durante el vuelo. Es muy importante que antes de que finalice la compra de su billete, se informe de si el perro es apto para volar.

El transporte de perros guía o de asistencia es gratuito.

Diabéticos

En el caso de personas diabéticas, no se necesita autorización médica para volar, siempre y cuando, no haya sido hospitalizado en los 30 días previos al vuelo, solamente que al realizar la compra deberá cumplimentar el Documento de Descargo de Responsabilidad y presentarlo al personal de la compañía cuando realice el embarque debidamente firmado.

Se le considerará como pasajero bajo tratamiento médico.

Se le aconseja portar insulina con los dispositivos necesarios para la administración en su bolso personal. Ésta deberá ser la suficiente para toda la duración del viaje, con un extra para el caso de demoras e imprevistos.

La compañía podrá requerir que muestre el certificado original de su médico, fechado dentro de los 30 días anteriores a la fecha de embarque.

Personas sordomudas

Estos pasajeros no son considerados PMR a efectos de transporte aéreo y serán aceptados al vuelo sin ningún tipo de restricción.

A los pasajeros sordos, en el caso de viajar con perros guías, se le aplicarán las condiciones mencionadas anteriormente sobre perros guías.

Fracturas y/o luxaciones

Los pasajeros con fracturas y/o luxaciones que, por la posición del vendaje o inmovilización invadan o pudieran invadir el asiento de otro pasajero, deberán ser autorizados por el personal de tierra, siendo posible la necesidad de contratar otro asiento.

Casos médicos (medas) helitransportados.

Aquellos pasajeros que necesiten uno de los siguientes servicios deberán ser considerados siempre como casos MEDAS y no podrán ser autorizados a viajar en el helicóptero como pasajero regular.

  • Paciente que necesiten Camilla
  • Escolta médica (médico o enfermera)
  • WCHR/S/C. (No puede subir ni bajar escaleras por sus propios medios)

Helipuerto de Ceuta
Avda Compañía del Mar, s/n . 51001 – Ceuta
Información y reservas: +34 856 59 01 46

Helipuerto de Ceuta

Avda Compañía del Mar, s/n . 51001 – Ceuta

Información y reservas: +34 856 59 01 46

El sitio web www.helity.es utiliza cookies propias para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies